Estupor ante un nuevo triple crimen con sello mafioso a plena luz del día en Baigorria

No alcanzaron a bajar del auto en el que llegaban a la casa que ocupaban desde hacía meses cuando tres sicarios los acribillaron de al menos 20 tiros.

Regionales Inforegional 17 de abril de 2018
1704
Dolor. Algunos de los familiares de las víctimas llegaron a la escena del crimen en Liniers al 2000.

Tres hombres fueron ejecutados a balazos ayer a la tarde en Granadero Baigorria cuando llegaban a la casa donde estaban viviendo en Granadero Baigorria y, antes de que alcanzaran a bajar del auto en el que iban, tres personas bajaron de otro vehículo y las acribillaron en un hecho que para el fiscal a cargo de la investigación fue planificado y encargado.

Las víctimas, con antecedentes penales, fueron identificadas como Ezequiel David "Parásito" Fernández, de 38 años; su hermano José Horacio "Grasita" Fernández, de 30, Gerardo "Abuelo" Abregú. Al menos el primero estuvo implicado en un fallido secuestro que, según una investigación de la Justicia Federal, fue orquestado desde la cárcel por Ariel Máximo "Guille" Cantero, uno de los líderes de la banda de Los Monos.

Según los primeros datos surgidos de la escena del crimen los hermanos Fernández y Abregú fueron ejecutados alrededor de las 16.30 de ayer frente a la vivienda de Liniers al 2000 que ocupaban en el barrio Martín Fierro de Granadero Baigorria. Los tres llegaron a bordo de un Chevrolet Corsa gris dominio LNP-804 y alcanzaron a estacionar. Un segundo después se detuvo en medio de esa misma calle un Volkswagen Bora gris claro con vidrios polarizados y la patente trasera caída. En ese vehículo iban cuatro personas de la cuales tres se bajaron portando armas "que parecían metralletas cortitas", según describió un vecino, y les descargaron al menos 30 disparos.

Una de las víctimas quedó con su pierna derecha apoyada en el piso y aferrada a un cuchillo de mano. Un testigo contó que "no respondieron los tiros desde el auto, no fue como una guerra, tiraron los de afuera y listo. Los cuerpos estaban muy mal, había mucha sangre y estaban desfigurados".

El fiscal de Homicidios Florentino Malaponte, a cargo de la investigación de este triple crimen, sostuvo en declaraciones a la prensa que "todos tenían sus DNI encima, hay al menos veinte vainas y los cuerpos muestran múltiples disparos".

Sobre el móvil, no aventuró hipótesis: "Estamos trabajando con paciencia para recabar los mayores datos posibles. Lo que es claro es que es un crimen por encargo, planificado y que venían siendo vigilados o perseguidos a corta distancia. No nos consta que el crimen esté ligado al narcotráfico, pero esta gente tenía antecedentes y estamos trabajando sobre eso", dijo.

Posible venganza

Fuentes del Ministerio de Seguridad, de la Policía de Investigaciones y del Ministerio Público de la Acusación (MPA) indicaron anoche que se analizan pistas que sugieren que el triple crimen de ayer es una posible venganza del feroz asesinato a balazos de Alan Ezequiel Pedraza, hallado en un descampado cerca del cementerio de Ibarlucea con 34 orificios de arma de calibre 9 milímetros, que sugieren fueron hechos con una pistola ametralladora. El joven había salido de su casa para dirigirse al Gigante de Arroyito para presenciar el partido que un día antes Rosario Central disputó con San Pablo por la Copa Sudamericana. Pero nunca llegó.

Fuente: La Capital.

Te puede interesar